domingo, 14 de marzo de 2010

MARACAY... LA CIUDAD JARDÍN
Ubicación del casco histórico de la ciudad de Maracay


Maracay, no tiene una fundación formal, es un poblamiento que se hizo a la vera del camino y que en 1.700, los vecinos solicitan al obispo Diego Baños y Sotomayor la creación de la parroquia eclesiástica

El proceso de formación de Maracay marca una tendencia siempre de avance, si partimos que fue una aldea, luego un caserío que se formó. Se empieza a notar como hechos positivos que este poblamiento primero pertenecía a la jurisdicción eclesiástica de La Valencia del Rey (Hoy Valencia Edo. Carabobo), y en esa época había que cumplir con los deberes obligatorios entre los cuales estaba ir a misa y con todo lo que eso acarreaba, el que no iba a misa era señalado.

El asunto es que los vecinos, quizás por lo largo del camino piden entonces que se adscriba este poblamiento que se había formado en torno a Maracay, a Turmero, que sí tuvo una formación y una fundación como pueblo de indias, como pueblo de doctrina, por allá por 1620, junto a San Mateo, La Victoria y Cagua. Esos aires fundacionales no llegaron hasta Maracay o hasta el valle de Maracay, Tapatapa y Tucupido, logrando ser adscrita a dicha población en el año de 1621.

Se presume que Maracay poseía ya una pequeña iglesia para el año de 1696, la cual no era del todo reconocida por el clero al no tener sacerdote ni capellán fijo asignado por las altas autoridades eclesiasticas de la época, al no ser considerada un pueblo, ya que para ser considerado como tal el mismo debía poseer iglesia levantado por orden superior.

Entonces se puede decir que es un paso de avance que los vecinos consiguieran que los adscribieran a la población de Turmero, el paso siguiente, es la creación de la parroquia que se logra el 5 de Marzo de 1701, y es en este momento cuando entra a jugar un papel de suma importancia el Marqués de Mijares.

El segundo Marqués de Mijares, Francisco Mijares de Solórzano y Tovar, llegó a ser propietario del Valle a finales del siglo XVIII al contraer matrimonio con su doble prima Melchora Catalina de Tovar y Mijares de Solórzano, hija del capitán Don Antonio de Tovar y Pacheco Maldonado, poseedor de tierras en Maracay y Tucupido. De esta manera viene a constituirse en donante de las tierras donde se ubicaría el casco principal del nuevo centro poblado.

Un vez que el Marqués de Mijares decide dar en donación esta importante porción de tierra de su propiedad (el terreno abarcaba toda la manzana que en la actualidad se encuentra entre la Avenida Bolívar, Calle Mariño, Avenida Miranda y calle López Aveledo) , se procede a elaborar la cuadricula para decidir donde ubicar la nueva iglesia, el cementerio, la casa de la Alcaldia,etc.
La donación se complementaba con la del centro poblado que según el Obispo Martí era: 13 cuadras de 150 varas c/u, desde oriente a poniente y en 3 cuadras y media de Norte a Sur (cada cuadra según las medidas de la época era de aproximadamente 83,6 metros y cada vara era de aproximadamente 0,836 metros), por lo que de oriente a poniente las 13 cuadras equivaldrían hoy en día a 1.086,8 metros de 150 varas, es decir, de 125,4 metros c/u.

Una vez que se construye la nueva pequeña iglesia (esta seguiría creciendo). Ya para principios del siglo XIX la nueva iglesia estaba culminada.
Al frente de la misma, quedaria un espacioso terreno que seria utilizado para colocar el rollo de la justicia. El rollo era en realidad la señal de la jurisdicción de la autonomía y de la categoría de la Villa, este era levantado por el Concejo o por el Señor del lugar y tenía la función de publicación de disposiciones municipales, colocación de edictos (leyes u ordenanzas) y ocasionalmente para la exposición de los condenados de forma semejante a como se hacía anteriormente en la picota (la picota era un poste o columna donde se exponían las cabezas de los ajusticiados).

Al lado Sur de la iglesia estaria ubicado el cementerio, al frente de ésta, el terreno mencionado anteriormente donde se colocaria el rollo de la Justicia, un poco más al Sur de este terreno se ubicaria tiempo después la casa de la Alcaldía, y al frente de la iglesia con el terreno de por medio se construiria en el año de 1793 el cuartel de la plaza, o Cuartel de Guarnición, al lado norte de la iglesia, la calle Real que conducía al Este del poblado hacia la ciudad de Santiago de León de Caracas y por su lado Oeste conducía hacia la población de La Nueva Valencia del Rey (Valencia). Este era el paso obligado para los viajeros de esa época, debían entrar al pueblo en su paso de un lugar a otro y en ese transitar muchos se fueron quedando aquí, en Maracay.

La aldea de Maracay la componían tres valles de tierras inmensamente ricos para las labores de la agricultura: el Valle de Tucupido al Este, el Valle de Maracay en el centro, y el Valle de Tapatapa al Oeste.

Como detalles relevantes en cuanto a la producción, los cultivos que hacen importante a Maracay, además del cacao que también se sembraba en esta zona, y no solamente en la costa, en la Hacienda “La Trinidad de Tapatapa” se sembraba cacao, pero también café, caña de azúcar, añil y tabaco.

A partir de 1777, fue la creación del estanco del Tabaco; y el estanco del Tabaco tenía precisamente en la región de Guaruto hasta Magdaleno (desde lo que hoy conocemos como Alfaragua hasta Santa Cruz de Aragua y hacia el Sur hasta Magdaleno, era conocido en el siglo XVIII como “Plantaciones de Guaruto”), posesiones de Tabaco del Rey, que eran desde la primera, segunda y hasta la octava posesión (es importante reseñar que la que fuera la séptima, también era llamada El Segado, y es lo que hoy conocemos como Puerta Negra y Arenales, llamado además “El Arenal”). Era una suerte de ensayo capitalista de estado, no eran tierras privadas sino que eran tierras del estado español que habían pasado a su dominio por diversos conceptos.

En el desarrollo de la ciudad, Maracay llegó a tener su Puerto Lacustre, conocido como Puerto Guayamure que comerciaba con otro puerto que quedaba en los lados de Magdaleno en puerta negra (el de Arenales), y que en el lado de Carabobo había otro puerto. A este puerto se llegaba por la que es hoy la calle Mariño en sentido al lago Tacarigua o Lago de Valencia, siempre en vía recta. Después de la Guerra de Independencia se profundiza el desarrollo, la cría de ganado entró con el General José Antonio Páez, parece que había prohibición en la época colonial para que hubiera mucho ganado acá, el ganado era para el llano. Páez introduce en el país la famosa paja El Pará en la Hacienda La Trinidad.

Para el 4 de Junio de 1782, Maracay tenía, incluyendo en sus campos, la cantidad de 5.558 personas entre Blancos (1617), Indios (1055), Pardos (2315), Negros (83), y Esclavos (488). En este mismo año de 1782 comienzan a aparecer en Maracay las haciendas El Güey, La Soledad, La Trinidad, Sabana de Paja, Valle de Onoto, Tapatapa, San Ignacio, La Hamaca y Piñonal. Importante es señalar que el lago de Tacarigua distaba del centro del poblado solo 1/2 legua de distancia hacia el sur (algo así como 2.5 km aproximadamante), desde la iglesia hasta el lago en línea recta.
En 1810 Maracay tenía una población de 7345 habitantes, es decir, en solo 28 años hubo un incremento en la población de 1287 personas.

José Ignacio Sistiaga pasa a ocupar el cargo público como Teniente Justicia Mayor de Maracay en 1811. Este mismo año La Hacienda La Trinidad sirvió como Cuartel General a Francisco de Miranda y es en este lugar donde se le enviste con el Título de Generalísimo.
El 19 de Mayo de 1812 se firma en Maracay un importante protocolo en la Hacienda La Trinidad donde se nombra a Francisco de Miranda con el supremo cargo de Dictador de Venezuela.
El 11 de Octubre de 1813, en horas de la tarde El Libertador Simón Bolívar llega a Maracay con el cortejo fúnebre portando el corazón del Coronel Neogranadino Manuel Atanasio Girardot, muerto en la Batalla de Bárbula (Edo. Carabobo) el 30 de Septiembre de ese año. Este hecho le traera a Maracay con el pasar de los años, el honor de llevar el nombre de este procer de la independencia.

En plena guerra, buscando nuestra independencia del yugo español el Libertador Simón Bolívar emite un Decreto el 22 de Enero de 1814, elevando a la categoría de Ciudad a Maracay, Turmero y La Victoria.

Al general Maracayero Fermín Udís quien era considerado uno de los principales caudillos de los Valles de Aragua, le correspendió junto al padre Román Lovera párroco de Maracay el dar el ejemplo al sembrar los primeros árboles en el espacioso terreno que estaba al frente de la iglesia de la ciudad en el año de 1844.

El Presidente de Venezuela para el año de 1873 era el General Antonio Guzmán Blanco, y es él quien dispone la creación de la Alameda de Maracay en el terreno que se encontraba al frente de la iglesia, que luego sería llamada Alameda Girardot y por último como la conocemos hoy en día, "Plaza Girardot".

El General Antonio Guzmán Blanco presidente de Venezuela, crea el Territorio Federal Maracay en 1879, y como Presidente del nuevo Territorio Federal es nombrado el General Joaquín Crespo, pero el 29 de Mayo de 1880 se decide eliminar el ensayo del creado "Territorio Federal Maracay" y se anexa al Estado Guzmán Blanco al ahora "Distrito Maracay" y permanece con este nombre hasta el año de 1881, cuando es designado "Distrito Girardot". De aqui en adelante la ciudad de Maracay llevará el nombre o mejor dicho el apellido del prócer de la indepedencia Manuel Atanasio Girardot.

En 1890 se crea el Gran Estado Miranda que lo seguirán conformando los mismos que integraron el antiguo Gran Estado Guzmán Blanco, cuyo nombre fue eliminado al caer el General Guzmán Blanco, las regiones eran: Aragua, Guárico, Miranda y Margarita. La Capital del Gran Estado Guzmán Blanco estuvo en Villa de Cura, pero luego de la caída de Guzmán Blanco y por razones políticas es cambiada la capital a la ciudad de La Victoria el 3 de Noviembre de ese año por el actual Presidente Andueza Palacios.

En 1892 llega a Maracay en los primeros días del mes de Enero quien fuera el primer Capellán del recién creado hospital Vargas, pero ahora será el nuevo párroco de la ciudad de Maracay, el padre Justo Vicente López Aveledo. Para ese año Maracay tenía una población de 3.793 habitantes en 688 casas. Al año de haber llegado a la ciudad de Maracay ,el 03 de Noviembre de 1893, el Padre Vicente López Aveledo, funda el primer hospital que tuvo Maracay, y lo bautizarian con el nombre de "Hospital San José", que estaría ubicado entre las hoy Av. Miranda cruce con calle Sucre, justo donde se encuentra La Unidad Educativa Aragua.
Maracay seguia avanzando a medida que pasaba el tiempo y el 01 de Febrero de 1894 hace su viaje inaugural el Ferrocarril de Caracas a Valencia, pasando en su recorrido por nuestra ciudad, Maracay.

En el año de 1897 el Padre Justo Vicente López Aveledo funda en Maracay el Colegio para Varones San José, en 1898 pasa a la categoria de Colegio del Estado Miranda, luego pasa a Colegio Federal, y es mudado a La Victoria por ser la capital del Estado, ya que los Colegios Federales solo podían estar en las capitales de Estado, en 1917 la capital del Estado es mudada a Maracay y el Colegio Federal regresa a su lugar de origen, y con el transcurrir del tiempo el colegio Federal pasó a ser el Liceo Agustin Codazzi.

El 5 de Julio de 1897 se inaugura el monolito de la Alameda Girardot, siendo Presidente del Estado Miranda el General Ignacio Andrade y Presidente de Venezuela el General Joaquín Crespo. Este monolito se erigió en memoria a los caídos en la expedición que llevó a cabo Francisco de Miranda por Ocumare de la Costa.

El 23 de Septiembre de 1899 llega por vez primera a la ciudad de Maracay el General Juan Vicente Gómez. Viene en misión de despeje procedente de Valencia, acompañado de un nutrido grupo de oficiales y soldados andinos para descartar la presencia de fuerzas regulares del régimen de Ignacio Andrade.

Por: WRC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada